Varsovia, descubriendo Polonia

varsovia

varsovia varsovia

varsovia

varsovia

varsovia

varsovia

varsovia

varsovia

 

varsovia

varsovia

varsovia

varsovia

varsovia

varsovia

varsovia

varsovia

varsovia

varsovia

varsovia

varsovia

varsovia

varsovia

varsovia

En Varsovia comienza nuestra aventura por Polonia

Después de unas merecidas vacaciones por Varsovia, Cracovia y Wroclaw estoy aquí para contaros que ver en estas tres maravillosas ciudades. El post de hoy se lo voy a dedicar a nuestra estancia en Varsovia, la capital de Polonia y la ciudad más grande del país.

Cómo moverse en Varsovia

Llegamos desde Madrid al aeropuerto de Varsovia y desde allí fuimos al centro de la ciudad en un autobús que sale desde el aeropuerto. También cambiamos dinero allí y no es nada recomendable ya que se quedan con una importante cantidad de dinero. Os daréis cuenta que todo es muy barato y se come de maravilla.

Una vez que llegamos al centro, nos recogió la propietaria de la casa que habíamos alquilado con Airbnb porque tenía que darnos las llaves del apartamento y de paso nos dejó allí. El apartamento, (podéis verlo en la última foto) supuestamente estaba céntrico pero no era así. Por lo que para desplazarnos lo más cómodo era Uber. Cada desplazamiento nos salía por 2€-3€. Por este precio no nos merecía la pena esperar un bus, ni tranvía, ni ningún otro medio de transporte público.

De Varsovia, fuimos a Cracovia y nos trasladamos en tren. Los billetes para dos personas nos costaron unos 70€. Tuvimos una mala experiencia en la estación de tren porque los vendedores no hablaban inglés y no nos querían atender. Nos vendieron unos billetes para un tren que le quedaba 4 minutos para salir y además nos cobraron un suplemento de una bicicleta que no llevábamos. Lógicamente perdimos el tren. Después reclamamos y supuestamente nos tienen que devolver el dinero. El tren para Cracovia tarda unas tres horas aproximadamente.

Qué ver en Varsovia

Nosotros estuvimos dos noches y un día completo en Varsovia. La primera noche fuimos a cenar al río, porque hay muchos restaurantes y puestos de comida en los que comeréis bien y genial de precio. Además os daréis cuenta que hay mucho ambiente a lo largo de todo el río.

A la mañana siguiente hicimos un Free Tour desde la Plaza del Castillo y fuimos hacia el Palacio de los Antiguos Reyes de Polonia. También paseamos por la plaza del mercado y vimos las bonitas casas de colores del casco antiguo de Varsovia. El 90% de esta ciudad fue reconstruida tras la II Guerra Mundial por la destrucción de los nazis. En este tour también vimos la barbacana y la muralla. Vimos la casa más estrcha que existe, la calle donde nació Marie Curie o Chopin. Además el guía nos contó la historia de Varsovia y los principales personajes que vivieron allí.

Con el Free Tour nos hicimos una idea y nos situamos en la ciudad. Siempre aconsejo hacer un Free Tour, porque es una manera fantástica de conocer la ciudad y su historia. El precio lo pones tú, pero lo aconsejable es pagar de 15€ a 20€ por persona. Por la tarde fuimos a visitar el barrio de Praga. Este barrio se encuentra al otro lado del río Vístula y dicen que por la noche es peligroso, aunque nosotros no vimos peligro alguno en este distrito. Aquí muchos artistas tienen sus talleres, hay tiendas de diseñadores y restaurantes espectacualres. Cuando visites el distrito de Praga, en muchas ocasiones pensarás que estás dentro de una película. Y es que en este barrio se han rodado películas como el Pianista entre muchas otras.

En este barrio también encontraréis el zoológico, la vieja fábrica de Vodka y las playas de Varsovia. A mi me encantó este distrito.

En Varsovia también podréis ver el símbolo de la ciudad que es la sirenita, el gueto judío, los bancos de Chopin a lo largo de toda la ciudad y cada uno de ellos con una melodía.

Qué comer en Varsovia

En Polonia, son muy típicos los Pierogi que son unas empanadillas cocidas rellanas de queso y espinacas, queso y patata, carne… hay de muchos tipos. También es muy típico las sopas, en especial la de remolacha. Comer en cualquier buen restaurante es baratísimo, nosotros no superábamos los 40€ nunca. Casi siempre eran 25€-30€. Y si te gusta la cerveza, aprovecha porque está buenísima.

La primera noche cenamos en la orilla del río Vístula, otro día comimos en Rynek Starego Miasta donde la comida era abundante y estaba muy buena. Y la segunda noche, cenamos en el patio de un precioso restaurante romántico que no recuerdo como se llama. Un restaurante con música en directo, muy bonito y en pleno centro de Varsovia. Allí probamos unos pierogi de queso y patatas que estaban muy buenos. También degustamos una ensalada con ahumados exquisita.

El look

No tengo fotos del look de la primera noche, porque diluviaba y era imposible poder hacer una foto. El look de jersey rojo y pantalones palazzo de cuadros es del primer día. Un look cómodo y un poco abrigado porque este día hacía un fresco. Los pantalones y los zapatos son de Zara de nueva temporada y los pendientes de Bimba y Lola. Al día siguiente hacía un día precioso, las temperaturas habían subido y pude ponerme el vestido que veis en la última foto, que podréis verlo mucho mejor en el próximo post.

Continuaré con nuestra aventura en Polonia el próximo día y os contaré nuestra estancia en Cracovia.

Un beso enorme.

Puede que también te interese mi viaje a Berlín.

Angeles

2 Comments

  • fashion&makeup says:

    You look very stylish:) I like your pants:)

  • Jeanet says:

    Elegancia pura y dura Ángeles, es increíble tu manera de combinar, siempre impecable!

    ¿Cuánto mides de alto?

Leave a Reply

Your email address will not be published.