Invitada perfecta: look comunión con falda de volantes

 

A todas nos gusta ser la invitada perfecta y por eso hoy he decidido hacer este post. Sobretodo porque se avecina una época de BBC en la que nos surgirán muchas dudas. Lo primero que hay que tener claro, es el tipo de acontecimiento que vamos a ir y a partir de ahí buscar el look. No es lo mismo una comunión, que un bautizo o una graduación. Y por supuesto, tampoco es lo mismo una boda. Hay que distinguir entre una boda de día y una boda de noche.

Si vamos a un bautizo, debemos elegir un look formal pero sin ir demasiado arreglados. Podemos compararlo con un look de fin de semana. Podemos arreglarnos pero no en exceso.

Si vamos a una comunión, tenemos que tener en cuenta que la mayoría suelen ser de día y debemos optar por colores alegres, ya que el tiempo también invita a llevar color. Para esta ocasión podemos ir más arregladas que a un bautizo. Debes huir de los tocados y elegir un look actual, fresco y colorido. No caigas en ir excesivamente recargada. Puedes optar por un vestido corto o midi. También puedes elegir dos piezas, tanto falda y blusa o chaqueta o pantalón. La opción de un mono para este acontecimiento es muy válida también. Y muy importante es jugar con los complementos, collares, pendientes, bolsos y zapatos, para que aporte un extra al look. Os aseguro que seréis la invitada perfecta.

Si el evento, es una graduación y eres la protagonista, no dudes en ir súper especial. Opta por un look con color y si es de noche, puedes introducir un look más sofisticado. Vestidos, monos, faldas… Para esta ocasión no debes utilizar vestidos largos aunque sea por la tarde, intenta ir de corto e incluso un vestido midi. Y por supuesto nada de tocados aunque sí podemos poner algún adorno mínimal en el pelo. En este caso, los complementos también son muy importantes, ya que siempre serán un plus y darán un toque diferenciador. Si vas de invitada a una graduación no pretendas acaparar todo el protagonismo, arréglate pero no en exceso porque no eres la protagonista.

Para una boda, si queremos ser la invitada perfecta, debemos tener en cuenta si la boda es de día o de noche. Si es de día no dudes en coger un vestido sencillo y apostar por un tocado, pamela o canotier. Eso sí, intenta que el tacado que elijas vaya en concordancia y sea del mismo estilo que el vestido. Para bodas de día la mejor opción es un vestido corto (pero no en exceso) o midi. Un mono es una opción estupenda, e incluso un vestido largo colorido que no sea de noche. Antes el protocolo decía que vestidos largos de día no, pero ahora si elegimos el vestido adecuado podremos convertirnos en la invitada perfecta. Por supuesto, no debe llevar brillos ni lentejuelas, intenta que sea un color liso. Si llevamos vestido largo, podemos llevar pequeños adornos en el pelo, pero nunca tocado, pamela o similares.

Si la boda es de noche, la mejor opción es un vestido largo. Aquí si que podemos permitirnos llevar brillos y lentejuelas. Ni que decir tiene que nada de tocados. En ambas opciones los complementos son importantísimos para ser la invitada perfecta.

El look que os muestro hoy, fue mi opción para una comunión. Elegí, esta falda de volantes en color fucsia y la he combinado con una blusa blanca con las mangas abullonadas y lazada. Ya os enseñe un look informal con ella AQUÍ. Como complementos llevo, bolso y zapatos estampados que aportan un toque chic al outfit y maxi pendientes en fucsia. Ha quedado un look bonito, colorido, actual y muy apropiado para una comunión de día. ¿Qué os parece?

Espero que os haya gustado.

Un besazo.

Falda // Zara   Blusa // Glüs   Zapatos y bolso // Uterqüe (old)   Pendientes // Zara

 

 

Angeles

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.